Archivo de la categoría: PERSONAJES HISTÓRICOS

LORENZO RAMÍREZ HERRERA: A un año de su partida.

Estándar

El jueves 13 de marzo de 2008 dejó de existir nuestro querido Mabita, re publico esta breve entrevista hecha por Livia Díaz, publicada el 25 de septiembre de 2008, como un homenaje al primer locutor de Poza Rica, amigo fraterno y cariñoso de cuantos tuvimos el honor de conocerlo.


25 de septiembre de 2005

Por: Livia Díaz.

 

 

Falleció el Periodista y Locutor

Lorenzo Ramírez Herrera

Por: Francisco De Luna Gaona

Por: Francisco De Luna Gaona

Poza Rica Ver.- Locutor, auxiliar de bombero, obrero petrolero, telegrafista, Lorenzo Ramírez Herrera condujo sus últimos 16 años el programa "Nuestra ciudad."

“Pero su más grande amor fue la radio y su esposa, mi mamá Susana Cardona Ramírez”, dijo María del Socorro Hernández Ramírez, hija y presentadora del programa, que este domingo saldrá al aire a las 13 horas, en la frecuencia 790 AM, para rendirle homenaje.

Su casa “Radio Mundo”, estación de la empresa Radiorama, no ha dejado de transmitir la noticia y de compartir con la población el duelo por el deceso.

“Mabita”, apodado así cuando tenía que escribir su columna y buscar el sobrenombre, “abrió el diccionario y la primer palabra que encontró fue “Mabita”, dejó los micrófonos de la XEDJ, en la estación 1450 Radio Mundo, hace dos meses cuando la enfermedad lo venció.

El Poeta Pastor Cano López, amigo de años de Lorenzo Ramírez, fue su compañero en la radio en el programa “Nuestra Ciudad”, dijo que “fue el ejemplo de reporteros periodistas, tuvo una columna “Boulevard” en un medio impreso. Nunca le cerró los micrófonos a nadie, siempre dio voz y escuchó a todos, fue un personaje ejemplar. Y cada tarde cuando terminaba el programa se despedía de su esposa diciendo: “buenas tardes Susy”, y así las emisiones.”

Primer locutor de la ciudad, pionero de la televisión en México, pues fue esta ciudad adonde tuvo lugar la primera transmisión de televisión a colores, falleció a la edad de 83 años, sorprendiendo a su auditorio y a la ciudad, pues a pesar de su longevidad, su fortaleza era mayúscula y todavía a finales del 2007, se le veía trabajando como reportero de a pie.

A las tres de la mañana de este jueves, dejó de existir a causa de cáncer en la columna vertebral que “le paralizó el cuerpo”, dijo en entrevista su hija María de los Ángeles Ramírez Cardona.

La primera estación “XEPR”, fundada el 17 de marzo de 1952 por el ingeniero Jaime J. Merino, tuvo su voz y en esa fecha, sale al aire la primera emisión, cuando aún no había radios en todas las casas, así que se colocaron altavoces en la Plaza Cívica 18 de marzo para disfrutar la programación.

Transmitía con el lema “Desde la capital petrolera de México…” en una cabina improvisada en un cuarto del hotel Fénix.

“Fue historiador de Poza Rica, iban varias personas a buscarlo para entrevistarlo acerca de la historia de Poza Rica, tuvo mucho amor a Poza Rica y Poza Rica a él, por que su voz era escuchada en varias partes de la región”, recuerda su hija.

El lunes 17 de marzo cumpliría 56 años de locutor. También trabajó en el extinto rotativo El Diario, televisión canal 5, y fue el pionero de los medios de comunicación en el país y la ciudad, abrió programas de tipo social en estado de Veracruz, que se llamó “Proyección Veracruzana” en la década de los 60´s, eso en el canal cinco a nivel nacional, y fue productor, director y locutor.

Originario del municipio de Tihuatlán, su hija recuerda que “Mabita” era bromista, “y no sé de donde vino el que le gustara hablar mucho, de todo sacaba un chiste, siempre me hacia bromas, fue un excelente padre y excelente esposo. Logró todas sus metas e hizo que conocieran a Poza Rica a Nivel Nacional.”

Entre sus entrevistados políticos, destaca el candidato a la presidencia de México, Luis Donaldo Colosio Murrieta; el ex presidente de México, Adolfo López Mateos; los cantantes: Julio Iglesias, Nelson Ned, y la mayoría de los personajes artísticos y políticos que visitaron la ciudad. Sus compañeros de trabajo: Kutberto Fernández, Pablo García López, Simón Villegas, José Luis Bermúdez.

Imprimir

Etiquetas: Poza Rica

Publicado por Livia Díaz

IN MEMORIAM

Estándar

El jueves 13 de marzo de 2008 dejó de existir nuestro querido Mabita, re publico esta breve entrevista hecha por Livia Díaz, publicada el 25 de septiembre de 2008, como un homenaje al primer locutor de Poza Rica, amigo fraterno y cariñoso de cuantos tuvimos el honor de conocerlo.


25 de septiembre de 2005

Por: Livia Díaz.


Es difícil imaginar al superintendente de la capital petrolera de México, de otra forma que su papel histórico y laboral, cuyos alcances en la historia nacional le dieron sitio, indispensablemente como el responsable de que todo el engranaje funcionara a la perfección.


Imaginar a Jaime José Merino, es recordar las palabras del presidente Adolfo López Mateos “en México no queremos ni merinos ni ladrones”; o el empobrecimiento repentino de docenas de familias, cuando se fue del país para evadirse de una orden de aprehensión puesta en su contra.


Hablar de Merino sin embargo es un tema sentado, dado por entendido para todos. Cuando al paso del tiempo se ha ido olvidando el hombre y sus actividades; y la época de represión obrera, social y estudiantil.


Esta curiosidad, nos llevó a entrevistar a “Mabita”, don Lorenzo Ramírez Herrera quien escribe actualmente un libro sobre “Los Goyos”.


Hablar con él es una experiencia como la que existe en cada uno de nuestros vecinos mayores.


Porque sobre ellos se recargó la creación, el destino, la formación y el desarrollo de lo que hoy conocemos como PEMEX.


Ni que decir de la ciudad de Poza Rica. Hablar con ellos es entender como se fue formando la industria petrolera, la ciudad, las obras, los campos, los pozos, la explotación y los proyectos.


Para Mabita, como comúnmente se conoce a don Lorenzo, en aquellos tiempos (los 50’s) las mujeres iban a comprar su ropa a grandes almacenes como el Palacio de Hierro y Liverpool en la ciudad de México “por eso –dice- es que aquí la mujer vistió y viste elegantemente”. Era una época en la que se presentaba al pueblo “lo mejor del espectáculo y el deporte mundial”.


“Pelé jugó contra el Santos en el equipo de los Académicos de los Petroleros”. Recordó el entrevistado al tiempo que se emocionaba y dijo: “El 17 de marzo de 1952, salió al aire la primera emisión de XEPR, yo fui el primer locutor de Poza Rica”.


El lema de nuestros programas era “Desde la capital petrolera de México”. Comenzamos, en el Hotel Fénix de la colonia Obrera, en la planta baja del hotel, y luego nos pasamos a la agencia FORD, al lado del café Petrolero.


Ahí se adaptó un teatro estudio con cabina, discoteca, era una compañía radiofónica que se realizó a través de acciones de 500 pesos”. Se hizo por iniciativa del doctor Enrique Chávez Vásquez y con el apoyo de Jaime José Merino.


-¿Qué le parece lo más relevante de esa época?


-“Es que todos hicimos Poza Rica. Porque había mucho impulso. No todo se hacía con el dinero. La gente acudía a la convocatoria y apoyaban las iniciativas. Para mí Merino tenía ese “don”. Merino era “alma, corazón y vida”. Porque los trabajadores tras su jornada se iban voluntariamente a trabajar en las obras”.


-El presidente lo acusó dijo “ni merinos ni ladrones”. ¿Qué opina de eso?


-“Si. Era un ataquen al “cacique”. Suponiendo que lo fuera, no se le puede acusar de dolo porque todo fue hecho en beneficio de Poza Rica, y con ayuda de los petroleros. Su salida se dio en un momento en que Fernando López Arias, quería la concesión de dos químicos para la perforación, ventonita y barita, y tras ponerse en contacto con Merino le dijo que no. Así que se fue con el senador Antonio J. Bermúdez, quien le dijo lo mismo. Y (en represalia) animó al presidente López Mateos. Mal informó al presidente diciéndole que era un Cacique. Lo curioso que esas palabras fueron dichas el 27 de septiembre, conmemorando el decreto de nacionalización de la industria petrolera (en el zócalo de la capital), pero también curiosamente, ese día es la fecha del cumpleaños de Merino, que nació ese día en Guadalajara, Jalisco”.


-¿Qué pasó cuando Merino se fue?


-“Se acabaron muchas cosas. La cancha Bermúdez… Mire, Poza Rica es una de las ciudades que se proyectaron a 40 años. Por eso sus trazos. Pero se terminó, desapareció la vía gratuita, la vía a Cobos que llevaba gratuitamente carga y pasaje a Tuxpan.


La fábrica de leche “La Huasteca”, que pasteurizaba y vendía en envases de vidrio refrescos a base de leche, los famosos “cuartitos”. Que era muy grande, y se exportaban a Estados Unidos, Centroamérica y Argentina”. También el mercado viejo. Luego que Merino se fue, se derrumbó y se quemó, y no fue reconstruido”.


-¿Cómo era el hombre?


-“Desconfiado. Se le podía ver a las dos o tres de la mañana trabajando, supervisando los pozos, sin guaruras. Porque no se fiaba de los reportes como los jefes de ahora que permanecen en las oficinas. El era muy risueño. No he visto una persona que se ría con tantas ganas. Y era católico, asistía a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús”.


Hay algo sobre lo que nadie se hizo responsable en Poza Rica: 1953, fue la fecha determinante para el retroceso del Municipio, que de haber tenido la mejor cancha de América Latina, la denominada cancha “Bermúdez” con duela de Brasil, tableros electrónicos, alberca olímpica y más lindezas, tras la decisión presidencial de desterrar al Ingeniero Merino, se ordenó la destrucción de esta magna obra para la edificación de la plancha de concreto más cara de la historia.

Etiquetas: Poza Rica

Publicado por Livia Díaz

Murió DON LORENZO RAMÍREZ HERRERA, periodista.

Estándar

Falleció el Periodista y Locutor

Lorenzo Ramírez Herrera

Por: Francisco De Luna Gaona

Por: Francisco De Luna Gaona

Poza Rica Ver.- Locutor, auxiliar de bombero, obrero petrolero, telegrafista, Lorenzo Ramírez Herrera condujo sus últimos 16 años el programa "Nuestra ciudad."

“Pero su más grande amor fue la radio y su esposa, mi mamá Susana Cardona Ramírez”, dijo María del Socorro Hernández Ramírez, hija y presentadora del programa, que este domingo saldrá al aire a las 13 horas, en la frecuencia 790 AM, para rendirle homenaje.

Su casa “Radio Mundo”, estación de la empresa Radiorama, no ha dejado de transmitir la noticia y de compartir con la población el duelo por el deceso.

“Mabita”, apodado así cuando tenía que escribir su columna y buscar el sobrenombre, “abrió el diccionario y la primer palabra que encontró fue “Mabita”, dejó los micrófonos de la XEDJ, en la estación 1450 Radio Mundo, hace dos meses cuando la enfermedad lo venció.

El Poeta Pastor Cano López, amigo de años de Lorenzo Ramírez, fue su compañero en la radio en el programa “Nuestra Ciudad”, dijo que “fue el ejemplo de reporteros periodistas, tuvo una columna “Boulevard” en un medio impreso. Nunca le cerró los micrófonos a nadie, siempre dio voz y escuchó a todos, fue un personaje ejemplar. Y cada tarde cuando terminaba el programa se despedía de su esposa diciendo: “buenas tardes Susy”, y así las emisiones.”

Primer locutor de la ciudad, pionero de la televisión en México, pues fue esta ciudad adonde tuvo lugar la primera transmisión de televisión a colores, falleció a la edad de 83 años, sorprendiendo a su auditorio y a la ciudad, pues a pesar de su longevidad, su fortaleza era mayúscula y todavía a finales del 2007, se le veía trabajando como reportero de a pie.

A las tres de la mañana de este jueves, dejó de existir a causa de cáncer en la columna vertebral que “le paralizó el cuerpo”, dijo en entrevista su hija María de los Ángeles Ramírez Cardona.

La primera estación “XEPR”, fundada el 17 de marzo de 1952 por el ingeniero Jaime J. Merino, tuvo su voz y en esa fecha, sale al aire la primera emisión, cuando aún no había radios en todas las casas, así que se colocaron altavoces en la Plaza Cívica 18 de marzo para disfrutar la programación.

Transmitía con el lema “Desde la capital petrolera de México…” en una cabina improvisada en un cuarto del hotel Fénix.

“Fue historiador de Poza Rica, iban varias personas a buscarlo para entrevistarlo acerca de la historia de Poza Rica, tuvo mucho amor a Poza Rica y Poza Rica a él, por que su voz era escuchada en varias partes de la región”, recuerda su hija.

El lunes 17 de marzo cumpliría 56 años de locutor. También trabajó en el extinto rotativo El Diario, televisión canal 5, y fue el pionero de los medios de comunicación en el país y la ciudad, abrió programas de tipo social en estado de Veracruz, que se llamó “Proyección Veracruzana” en la década de los 60´s, eso en el canal cinco a nivel nacional, y fue productor, director y locutor.

Originario del municipio de Tihuatlán, su hija recuerda que “Mabita” era bromista, “y no sé de donde vino el que le gustara hablar mucho, de todo sacaba un chiste, siempre me hacia bromas, fue un excelente padre y excelente esposo. Logró todas sus metas e hizo que conocieran a Poza Rica a Nivel Nacional.”

Entre sus entrevistados políticos, destaca el candidato a la presidencia de México, Luis Donaldo Colosio Murrieta; el ex presidente de México, Adolfo López Mateos; los cantantes: Julio Iglesias, Nelson Ned, y la mayoría de los personajes artísticos y políticos que visitaron la ciudad. Sus compañeros de trabajo: Kutberto Fernández, Pablo García López, Simón Villegas, José Luis Bermúdez.

Imprimir

Etiquetas: Poza Rica

Publicado por Livia Díaz

 

 

EL SEÑOR DEL HUMOR, VERDAGUER

Estándar

Juan Verdaguer,

El verdadero señor del Humor.

(1915 – 2001)

 

 

(En futuras entregas en este blog,

publicaremos un comendio

con sus mejores chistes).

 

 

 

"El más serio de los cómicos. El hombre que causaba gracia con la inmutabilidad de su rostro anguloso, conmovido apenas por un rictus tanguero".

 

 

De su humor, unas muestras:

 

 

"Falleció un humorista amigo en la mayor indigencia y entonces con otros colegas decidimos hacer una colecta para enterrarlo. Me dirigí a un señor y le pedí 10 pesos para enterrar a un humorista, el hombre me dio 30 y me dijo: Tome, entierre a tres".

 

"Indiscutiblemente, los cómicos no son nada: nacen, viven, se mueren, los entierran, se convierten en fertilizante, crece el pasto sobre él, viene un caballo y se lo come, después de cumplido este proceso físico – químico, hay que tener cuidado dónde pisamos, porque puede ser un primo nuestro."

 

 

Juan Verdaguer encarnó a un tipo de cómico por demás particular, que detestaba el “humor pornográfico”. Su personalidad era muy seria, un hombre elegante que impuso un estilo con su cigarro y su saco smoking.

 

 Tuvo una trayectoria artística de 70 años. Fue conocido mundialmente como "El señor del humor".

 

El cómico, nacido en Uruguay, empezó su carrera cuando era niño en el circo en el que trabajaban sus padres en Argentina. Así, se formó en las artes circenses.

 

Pero una circunstancia fortuita alteró su previsible destino de malabarista. Su número consistía en hacer equilibrio mientras tocaba el violín en la punta de una escalera de cinco metros. Un día se le cortó una cuerda, después se le cortó otra, y para disimular el horrible vacío de esa desgracia, empezó a contar un chiste, luego otro y otro, hasta que el público olvidó a carcajadas su accidente inicial.

 

Con los años, y a partir de los progresivos cambios de status artístico (del circo pasó a los casinos, de los casinos al vodevil, del vodevil al cine, del cine a la televisión) fue puliendo su hallazgo, hasta modelar el personaje que se escapó de todos los clisés humorísticos.

 

En sus espectáculos solía tocar su violín, subía escaleras equilibrándose y caracterizado por su humor al contar chistes de calidad y de salón. Incluía en sus chistes tanto a su suegra como a su esposa, es aquí donde América adquiere la cultura del humor familiar.

 

Quienes lo conocían aseguraban que Verdaguer daba vueltas siempre alrededor de los mismos temas: la suegra, la esposa, el amor. Pero tenía una agudeza y una cintura humorística que le permitían reciclar eternamente sus cuentos y monólogos.

 

El decía, con razón, que:

 

“no hay chistes viejos sino oyentes nuevos”,

 

y también reconocía que esos oyentes nuevos estaban atrapados en una era regida por la “pornografía humorística”. Tenía la esperanza, sin embargo, de que

 

“el público se va a cansar de tanta grosería”.

 

Verdaguer no sólo se destacó en Argentina, donde basó su carrera, sino que brindó espectáculos en varios países de América Latina y hasta filmó una película en China con el entrañable actor argentino Luis Sandrini. La película se llamó "Cumanchín".

 

Recorrió mucho mundo. Estuvo en Estados Unidos, México, Perú, Panamá, Australia. También viajaba mucho a Chile, a Uruguay, a Brasil.

 

Sin embargo, el debut humorístico en televisión que lo catapultó a la fama fue en 1961 con su espectáculo "Este loco, loco hotel", en el entonces flamante Canal 13 de Buenos Aires.

 

Ajeno por naturaleza al ritmo de la TV, supo aportarle humor en grageas, destellos de su gracia. También intervino en ocho films: el primero fue "Locuras, tiros y mambo", comedia musical de 1951 con los “Cinco Grandes del Buen Humor”. Seis años después trabajó en "Rosaura a las diez", sobre la novela de Marco Denevi. Luego llegaron las comedias "La herencia", en la que actuó con Nathán Pinzón y un Alberto Olmedo aún desconocido, y "Cleopatra era Cándida" (con Niní Marshall), donde se afirmó en su perfil humorístico.

 

Llegó un momento en que sus colegas y los periodistas hacían tanto hincapié en la “seriedad” de su humor, que se propuso hacer "La muerte de un viajante", de Arthur Miller. Pronto, un amigo lo convenció del error: “En tu estilo de humor no tenés competencia, pero en la Argentina hay muchos actores que pueden hacer el protagonista de Miller mejor que vos”. Entendió, y volvió a lo suyo.

 

Consagrado como humorista pasó por innumerables “revistas” y se mantuvo en televisión 10 años seguidos, entre el ‘60 y el ‘70. Fue precisamente en ese período en el que sacralizó los chistes “de salón”, en los que casi siempre incluía a su esposa o su suegra como protagonistas. Rapidez, distinción y fineza fueron sus rasgos característicos.

 

El espíritu itinerante que lo había acompañado en su juventud, cuando recorrió el mundo con sus números humorístico-circenses, se corporizó nuevamente en los últimos tiempos, más por necesidad que por aventura. Pese a que en los últimos años su salud se había deteriorado, Verdaguer intentó mantenerse activo y participó durante el año 2000, Con Carlos Garaycochea y Mario Clavell protagonizaba "Masters del humor", obra teatral que obtuvo un premio ACE y le permitió recorrer el interior del país. Realizaba su habitual número de humor, matizado con bromas sobre sí mismo y riéndose de las trampas que le tendía su memoria. Decía el insigne mimo:

 

"Tengo todo en la cabeza aunque si usted me dice ahora que cuente un chiste, no me acuerdo. Pero en el escenario, lo que voy contando me lleva a otro y a otro",

 

explicaba el cómico en un reportaje el año pasado.

 

"A mí me maneja el público con su risa",

 

contaba Verdaguer, quien calificaba al humor de la época actual como "pornográfico" y no entendía

 

"cómo la gente no se ofende al oír las cosas que dicen, especialmente por televisión".

 

Verdaguer, que se definía ante todo como un monologuista, trabajó en televisión en la década del 60 y paseó su exitoso número por toda la Argentina, Estados Unidos y distintos países de Sudamérica, incluído México, por supuesto.

 

Pero su salud se había deteriorado, y debió suspender varias funciones. Su última actuación fue en la ciudad bonaerense de San Nicolás.

 

El actor y comediante murió la tarde del lunes 14 de mayo de 2001, a la edad de 85 años, a causa de una crisis cardíaca que lo atacó en su departamento, en el Barrio Norte porteño. La noticia fue divulgada hoy por allegados al cómico.

 

Por expreso pedido de la familia, los restos del cómico no fueron velados y el cuerpo fue depositado el miércoles 16, a las 15:00 PM, en el Panteón de Actores del cementerio porteño de la Chacarita.

 

 (www.clarin.com)

JOSE MOJICA: Cantante, actor y fraile.

Estándar

JOSE MOJICA

( Fray José de Guadalupe )

 

 

APADRINADO POR CARUSO

 

A estas fechas muy pocos se interesan o saben quien fue el cantante y actor José Mojica o Fray José de Guadalupe (su nombre como religioso) y mucho menos, con sus lógicas excepciones, y se tiene escaso conocimiento de su destacada trayectoria profesional que dio comienzo el 5 de octubre de 1916 cuando debutó como tenor con El barbero de Sevilla.

 

 

Originario de San Gabriel, Jalisco, nació en septiembre 14 de 1895. Su voz fue adecuada a la ópera en el Conservatorio Nacional de Música en el D.F. y por enseñanzas de José Pierson, quien también fue maestro de Alfonso Ortiz Tirado, Juan Arvizu y Pedro Vargas, entre otros vocalistas que se popularizaron. Viajó a Estados Unidos y en Nueva York tuvo que alternar las audiciones con el trabajo en un restaurante. Y fue nada menos que el gran y legendario tenor italiano Enrico Caruso quien, tras escucharle cantar, le estimuló y pudo iniciarse en el campo operístico.

 

 

En el Metropolitan Opera House saltó a la fama al cantar al lado de Mary Garden Pelléas et Mélisande de Debussy. Igualmente, alternó con otras importantes voces operísticas: Giovanni Martinelli, Amelita Galli-Cursi y Lilly Pons.

Grabó discos para la empresa Edison en los que incluyó canciones tradicionales mexicanas, además de arias de ópera. Participó luego en los rodajes de varias películas hollywoodenses realizadas en español en los años 30. Se le convirtió en un galán cantante y filmó Cuando el amor se ríe, Hay que casar al príncipe, El caballero de la noche, El rey de los gitanos y La cruz y la espada.

 

 

Retornó a México y en 1938 fue la figura central de El capitán aventurero de Arcady Boytler y también en la película La canción del milagro (1939). Viajó a Buenos Aires, en donde participó estelarmente en el filme Melodía de América de Eduardo Morera. En esa etapa, él y su pianista José Sabre Marroquín hicieron mancuerna al componer la bella canción titulada Nocturnal, en viaje a Chile. Mojica fungió como letrista y Sabre Marroquín fue el autor de la melodía. Asimismo, Agustín Lara le dedicó al afamado intérprete y actor el tema denominado Solamente una vez y dicho tenor lo estrenó en Sudamérica.

 

 

En 1942 Mojica ingresó al Convento Franciscano del Cuzco, Perú y adoptó entonces el nombre religioso de Fray José de Guadalupe. Un lustro más tarde se ordenó sacerdote en el Templo Máximo de San Francisco de Jesús, en la ciudad de Lima. No por ello dio fin a su trayectoria artística y con el fin de reunir fondos para la fundación de un seminario en Arequipa, recorrió países de Latinoamérica dando conciertos. Incluso, en 1953 actuó en la película española El pórtico de la gloria, producción de Cesáreo González y dirección de Rafael J. Salvia. Interpretó en esa cinta composiciones de Agustín Lara y Ricardo Palmerín. Escribió un libro autobiográfico (Yo pecador) que pasó a ser película realizada en México.

 

 

Murió a los 80 de edad el 20 de septiembre de 1974.

 

Ramón Inclán

Autor  literario y compositor musical.

15 de septiembre de 2005


 Este comentario es apenas un breve resumen de su trayectoria artística. Si te interesa conocer su vida con más detalle, comunícate con el autor

Ecos del ayer
http://www.laopinion.com

 

 O bien, háznoslo saber con un comentario en esta página. Eso nos permitirá decidir si lanzar un relato detallado de su vida en este blog, o enviarte a tu dirección de internet dicha biografía. Si quieres también puedes dirigirte a  nuestra dirección electrónica: lalodelacruz13@hotmail.com.

UN RELATO: Como un HOMENAJE alos migrantes. LA AVENTURA DE JUANA GALLEGOS: T E X A N A – M A T E H U A L E N S E D E M I C H I H U A N A : (PARTE I)

Estándar
JUANA GALLEGOS CABRERA

Parte I

Quiero inscribir aquí el caso de esta dama mexicana, como un homenaje a todas las mujeres que han emigrado desde Matehuala hacia tantas partes del mundo… Para todas esas heroínas, que se van solitas, o tan solo con parte de sus hijos o familia; tal vez sin su pareja, tal vez sin nada o nadie a quien dejar, que salen a enfrentar condiciones penosas y difíciles, orilladas por motivos tan diversos, muchos ya olvidados; otros, que no se quisieran recordar.

Juana Gallegos Cabrera, nació EN EL AÑO DE 1900, en Miquihuana, Tamps. un pueblecito rural, que aún existe como tal, al oriente de Dr. Arroyo, N.L., donde había una hacienda que administraba su padre, Don Jesús Gallegos (No tengo plena seguridad del nombre del Sr. Gallegos). Su madre fue Doña Matiana Cabrera, todos oriundos del mismo lugar.

El Sr. Gallegos, responsable de mantener boyante la economía de la hacienda a su cargo, debió enfrentar responsablemente la suerte que el Destino le tenía deparado al chocar con la “nueva cultura” traída por el porfirismo, cuya tendencia era desplazar y sustituir el viejo esquema de cacicazgos, que habían hecho y mantenido ricos a los dueños de la tierra, los hacendados mexicanos por Compañías, Negociaciones, Corporaciones y otras formas de organización y producción empresarial que eran las diosas que empezó a adorar El Caudillo y su Corte de militares, políticos y extranjeros naturalizados, ahora en el poder.

Los hacendados y sus familiares, ricos pero incultos, devotos en extremo pero déspotas, no supieron ver y enfrentar, mucho menos asimilar, los grandes dones del ferrocarril y el telégrafo; de las nuevas máquinas para hacer casi cualquier cosa que entonces se necesitara, ni comprendían el futuro promisorio de los automóviles, del transporte motorizado terrestre y acuático. No sabían ni querían cambiar sus antiquísimos modos de beneficio del campo por las nuevas técnicas agrícolas de cultivo, siembra y explotación de nuevas especies (comercialmente hablando) vegetales y animales.

Ahora ya no se requería de tanta gente para hacer las cosas. No había que tener ni mantener ya a tanta mula, ni bueyes o carretas. Y lo peor, ya no se requería de tantas haciendas con administradores, sinó tal vez de una por cada diez. Allí se inicio el incendio de la revolución, en el enojo de los hacendados, tan rápidamente despojados de su poder y riqueza. Que no sus peones, casi esclavos. Ellos ya habían sido despojados desde La Conquista.

Pues en medio de ese caos y de aparición de nuevas desgracias creció Juanita, la niña Gallegos.

Cuando esta hija única tenía 10 años, se desató La Revolución, el hambre y la muerte. No había qué ni quién sembrara nada. La seguridad y la economía se fueron mermando. Lo aislado del lugar los resguardaba un poco de los grandes combates, no así de las gavillas de asaltantes y de rebeldes sin partido, que las tomaban como bodegas de abastecimiento para satisfacer todos sus hambres, incluyendo los que no se satisfacían comiendo.

Un día de 1918, se quedó sin trabajo el padre de Juana, la señorita. El mandamás miquihuano y su familia saliendo inmediatamente para la Ciudad de México. El Sr. Gallegos había quedado bien relacionado políticamente con los villistas, quizá desde 1913 en que se presume que los maderistas Jesús Dávila y Ernesto Santoscoy, rebeldes "pasados" a las huestes del Caudillo del Norte, se refugiaron y apertrecharon en la Hacienda con sus casi cuatrocientos efectivos de Caballería, escapando del Ejército constitucionalista que recuperó la plaza de Matehuala, ganada por los villistas tras casi un mes de sitio y otro bajo su control rebelde.

Debió emplear el tren de Matehuala, irónicamente el “verdugo” que lo dejo sin trabajo, luego de abandonar Michihuana y atravesar la serranía suroccidental de Tamaulipas a tiro de caballos, en diligencia o calandria, pasando de hacienda en hacienda hasta el Valle de Matehuala, donde quizá pudo pedir posada en haciendas como la de La Peña o La Carbonera. Su travesía debió haber acabado en la parada del Ferrocarril de Matehuala a Vanegas, en Estación La Cabra.

En cuanto se establecieron en la Capital, el señor fue a hacer méritos con sus amigos villistas, apostados ya en la Capital de México, quienes convivían en tensa coalisión con los zapatistas. La señorita Juana, quien ya había hecho muchas cuentas con su padre en la hacienda, empezó a prepararse como secretaria. Empezó a tomar clases de mecanografía en una academia.

Tal vez aquí hubiera empezado otra historia, pero en 1920 el Presidente Carranza, que ya había sido desconocido por Villa y Zapata estaba a la defensiva entre Puebla y Veracruz, fue ejecutado por allá. Y otra vez se armaron los trancazos. Antes que las cosas empeoraran, el Sr. Gallegos puso a su familia a salvo enviándola hasta Matehuala, plaza controlada ya por el ejército constitucionalista, ahora bajo la autoridad nacional de un presidente provisional y apaciguador, Adolfo De la Huerta. El Sr. Gallegos tendría a sus dos joyas muy cerca de Miquihuana, otra vez.

Era la primera vez que el Sr. Gallegos se separaba de su familia en tiempos de guerra. Probablemente les haya prometido pronto regreso, pues todo parecía indicar que la fase violenta del movimiento armado había llegado a su fin.

Matehuala, desde 1921 fue el nuevo refugio de la familia Gallegos Cabrera… a la espera de su varón principal. Éste nunca más regresaría a reunirse con ellas.

Es probable que el Sr. Gallegos se hubiese incorporado a las fuerzas villistas, toda vez que perdió sus apoyos políticos y económicos en la capital mexicana. Estos grupos y gavillas, al poco tiempo quedarían disueltos, dispersos y muchos de ellos recompensados con tierras y haciendas, empezando por el mismo Pancho Villa. Si no hizo esto, quizá entonces se haya alineado con el ejército constitucionalista, afín a las fuerzas que resguardaban Matehuala, pero son meras especulaciones. Hubo en ese lapso tal caos político, tantas venganzas y tanta sangre, como para poder establecer su derrotero final con claridad.

Se especuló de un tal Sr. Gallegos, blanco, güero chapeado, que solía usar chaleco, sombrero de fieltro y reloj de cadena, quien tenía una tienda en la esquina de Escobedo y Terán y llegó a Matehuala solo, enfermo y sin pareja formal hasta que conoció a una damita matehualense llamada Esperanza. Es lo más que he podido indagar (conste, podría ser solo una coincidencia).

Para 1923, Matehuala, ciudad reaccionaria, se convierte otra vez en la manzana de la discordia. No es el dinero lo que se busca ahora. Ya no valían los billetes; ya no había monedas, oro ni plata. No había… o estaban bien enterradas. Buscaban leva, gente quienfuera, niños y mujeres para pelear. Después de un millón de muertos en ese gran mitote, no era para menos. Por ello los De la Huertistas se instalan en las ciudades clave, como lo era nuestra tierra y empiezan a amenazar a Obregón.

Para Juana y su madre, ya no había tiempo que perder. Era el momento de abandonar México y emigrar hacia los Estados Unidos de América. Se informaron con ciertos miembros del gremio patronal matehualense, con amigos, vecinos y gente piadosa con quienes convivían, quienes recomendaron la conveniencia que la Srita. Juana, ya en edad de merecer, fuera sola a San Antonio, Texas, allá la esperarían gente conocida y familiares de estas nuevas amistades que le ayudarían a establecerse. Salió inmediatamente. Su madre se quedaría esperando noticias -de su marido y ahora de su hija- en casa de cierta amiga.

Esta historia continuará…

 
Nota: La bibliografía y referencias aparecerán al calce de la entrega final de este relato.
 

Nota: Este comentario, como muchos otros que aparecerán aquí con esta nota al pie, son actualizaciones de los creados y publicados por su servidor, bajo el pseudónimo de El Ausente, en una página llamada matehuala.com, en la cual su autor dejó de participar, para no respaldar la sospechosa tendencia de sus administradores a denostar contra autoridades e instituciones, sin un objetivo definido, en diversas notas pretendidamente periodísticas que aparecían entonces (y acaso ahora todavía) en su portada.