Archivo de la categoría: MATEHUALA, SU HISTORIA Y TRADICIONES

“La vocación de Villa De La Paz…”, Expo Fotográfica

Estándar

EL INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA E HISTORIA,

 

a través del

 

MUSEO REGIONAL POTOSINO

 

ha mostrado su interés por incorporar al acervo del

 

SISTEMA NACIONAL DE FOTOTECAS,

 

en particular al de la jovial

 

FOTOTECA DEL MUSEO REGIONAL POTOSINO

 

las imágenes, negativos, aparatos, instrumentos, enseres de trabajo y avíos dignos de ser conservados para luego mostrarse al público, de los fotógrafos locales de los municipios del Estado de San Luis Potosí. Luego de obtener colecciones, obras y archivos de fotógrafos y otras personalidades de San Luis Potosí, capital; de las ciudades potosinas de Venado, Charcas, Moctezuma, Cerritos, Villa de Reyes, Real de Catorce, Vanegas, Mexquitic, Zaragoza, Cedral, Tamasopo, Xilitla, Ahualulco, Tierra Nueva, Salinas, Cárdenas y Coxcatlán, el Museo Regional Potosino ha iniciado la recopilación y captura digital de las imágenes de un fotógrafo más, quizá con uno que logró mantener uno de los archivos y  colecciones de los más voluminosos y variados que hayan sido obtenidos por el Museo hasta la fecha, el

 

Archivo Fotográfico de Don Manuel De La Cruz Trascierra.

 

 

Del 1 de octubre al 5 de diciembre se exhibió en el Museo Regional Potosino la muestra,

 

Un Domingo En La Tarde…

 

sobre las corridas y novilladas y rejoneaadas, llevadas a cabo en las plazas de toros de Matehuala y Cedral.

 

 

 

Sin embargo…

a partir de este

viernes 11 de diciembre del 2009

se inaugurará la nueva exposición, llamada…

“La vocación de Villa de La Paz…”

 

que nos ofrece una nueva muestra de imágenes del archivo fotográfico de Don Manuel De La Cruz Trascierra, donde registró momentos muy propios de la vida y costumbres de esa ciudad minera.

 

 

 

Los especialistas del Museo Regional Potosino, están localizando el escenario apropiado en Matehuala, S.L.P., para trasladar la exhibición a la Ciudad de las Camelias a finales del presente año (2009) o  a principios del 2010 a algún recinto apropiado en la ciudad-mineral.

 

Se espera que para entonces la muestra sea más extensa, con nuevos hallazgos del archivo de Don Manuel De La Cruz o bien enriquecida con nuevas aportaciones de ciudadanos o empresas de la localidad.

 

 …Un apunte sobre el perfil del fotógrafo

 

Manuel De La  Cruz Trascierra.

 

 

 

Fotógrafo nativo de Matehuala, S.L.P., dedicó cada vez más tiempo al arte de la fotografía, hasta casi dedicarse totalmente a ella (pues nunca abandonó del todo otros trabajos y labores dentro de las artes y oficios que desempeñó desde su niñez y juventud). Así que fue pasando de aprendiz a ayudante y -al final- a ejecutante en mayor o menor grado de labores sencillas a otras complicadas y hasta peligrosas. Nada más un ejemplo: como mandadero para entregar medicamentos de cierta botica. Luego, tarde o temprano llegaría a ser el ayudante del preparador de los tónicos, elíxires, ungüentos, “papeles” (medicinas en polvo), etc. Esto mismo ocurrió con otros diversos oficios, en los que comenzó de aprendiz y al final ofreció sus servicios como “maestro del oficio”. De este modo llegó a convertirse en mecánico, carpintero, ebanista, sastre, fabricante de espejos; y electricista, reparador de aires acondicionados y al cabo del tiempo: fotógrafo.

 

Dentro de este arte, al comienzo de los años 50’s del siglo pasado, se dedicó a retratar a cuanta persona gustó posar –voluntaria o involuntariamente ante la lente de la cámara fotográfica en turno, a las que se agregarían luego las cámaras de cine casero, luego las de cine semi-profesional y por último, las cámaras para video filmación.

 

Capturó mayormente –por miles, al principio, mayormente en fotos instantáneas en transparencias a color, luego en imágenes en papel -blanco y negro, más tarde en papel, también a color- personas, grupos y multitudes. Aunque luego se internaría brevemente en el mundo de la fotografía ‘de pose y con luces’, se sentía inspirado al estar presente en eventos caseros, donde compartía el momento con grupos familiares o sociales, donde se encontraba bien con escenas de madres con sus niños, bien de niños solos o reunidos, serenos o en acción. Pero no escaparon a la mirada escrutadora de este fotógrafo las imágenes de plantas, los animales, así como escenarios de las obras civiles y sociales hechas por el hombre y por la propia naturaleza.

 

Todos fueron ‘los sujetos’ (que significa, en términos fotográficos: aquello que se va a fotografiar) delante del objetivo (o sea, la lente con que lo va a retratar) destinados a ser “tomados al instante y para la eternidad”.

 

Más, no fueron las fotos instantáneas imágenes las que le dieron su fama y distintivo original. Ocurrió que en 1952 él era uno de los pocos fotógrafos que poseían en México…¡y funcionado al ciento por ciento! una cámara estereoscópica. Una rareza en el mundo fotográfico de ayer, y aún de hoy.

 

La cámara View-Master es capaz de tomar escenas en tercera dimensión, a todo color y por ser obtenidas como pares de transparencias, era capaz de ser proyectada, bien en la forma común de dos dimensiones, como, a través de proyectores especiales, en tercera dimensión. Claro había e que emplear un par de lentes polarizados ¡Sí! ¡De la misma forma en que ahora nos invitan a ver el cine o la televisión 3D! La tercera dimensión es una técnica casi tan antigua como la fotografía misma, practicada en blanco y negro, hasta que se inventó el color. Ha sido poco difundida y aceptada por la gente de ayer y de hoy, por una diversidad de escrúpulos  de la gente, como por ejemplo, que les provocaba mareos o que los dejaría ciegos si la vieran durante mucho tiempo. Razones a veces solo aparentes. Pero lo que si era una verdad, era un producto caro, por la dificultad de obtener los materiales especiales para su acabado y presentación.

 

Con cualquiera de sus modalidades, las imágenes de Don Manuel De La Cruz dejaron eternizados instantes memorables en la vida y obra de infinidad de personas, ‘inmortalizando’ sus eventos sociales, deportivos, políticos y artísticos en general. En otras palabras, registró toda una época de la cultura local y regional en la que vivió y logró sumergirse.

 

Sus retratos, tomados en escenarios caseros, bien en su modesto estudio o al aire libre; dejaron para la posteridad, testimonio de lo variante y lo común en las personas, así como en las cosas y costumbres. Dejó constancia de la belleza de las jóvenes mujeres de la región (ahora bellas abuelas), de la plasticidad fotográfica de caras, perfiles y gestos de la gente y aún de lo pintoresco de algunos personajes de la localidad.

 

También campean en sus trabajos fotográficos lo expresivo y lo espontáneo de las poses de muchos niños y los afanes de sus madres ‘para que salgan bien’; de la travesuras infantiles, sus festejos y hasta de sus tragedias. También retrató los cambios en la fisonomía de personas e inmuebles, sus negocios y ciudades.

 

También destacan, en forma evidente o intrínseca en las escenas, los dramáticos caprichos de la moda, con esos cambios impuestos manifestados en la tremenda variedad y temporalidad de los atuendos, arreglos corporales y en el modo de manifestar su existir de las personas.

 

En fin, quedaron registrados en las imágenes de Don Manuel, lo sereno y lo frenético; lo romántico y lo meramente utilitario; lo nuevo, que dejó de serlo; las cosas únicas e inmutables, como los valores confusos que fueron apareciendo luego. Todo dentro de los cincuenta años más acelerados que ha tenido la humanidad, los de la segunda mitad del siglo XX, que nos llevaron -entre conflictos bélicos encarnizados; del uso masivo del teléfono común, hasta el del teléfono celular de última generación; de la época de oro del Volkswagen y su muerte violenta hasta el advenimiento de los autos desechables, japoneses y ”made in China”; del uso masivo de la radio (de bulbos al vacío), hasta el uso casi universal de la televisión de alta definición vía satélite (con circuitos transistorizados -sin tal vacío-).

 

De este medio siglo que nos ofrendó desde la primera llegada del hombre a la cumbre del Monte Everest, hasta la llegada del mismo a la Luna; de las dos piezas de música grabada –una en cada cara, en los discos de una pasta negra girando a 78 RPM (revoluciones por minuto), hasta las memorias portátiles -que ya no giran, pero que ‘sí tocan’ ya los cientos, ya los miles de canciones “memorizadas” en su ‘hardware’; y por último, de la enseñanza escolar con regla o chicote en mano (‘la letra con sangre entra’) hasta la enseñanza a distancia ‘por internet’.

 

Dentro de ese mar de romance y tecnología vivió este artista. De todo ello tomó y experimentó.

 

Ese fue el mundo que retrató

Don Manuel De La Cruz,

fotógrafo.

Anuncios

EL CASCABEL DEL GATO

Estándar

EL CASCABEL DEL GATO

¡Tenebrosa Serie de Misterio y Muerte en el Antiguamente Fértil Valle de Matehuala!

Amable lector: Arranca aquí una nueva serie de artículos, “abstracts” (resúmenes sobre tesis y artículos científicos) y opiniones que misteriosamente no han sido consideradas ni tomadas con la seriedad que merecen. Creo que lo que aquí se expondrá lo dejará a usted sorprendido.

 

Parte I

La Pirámide de la Paz

ó La Leyenda del Tesoro Perdido en las faldas de

"El Cerro del Fraile"

 

… Un “Detrás de Cámara y Recámara” -secuela  de “El Festival del Desierto”

 

A manera de aperitivo, pongo a su consideración el siguiente artículo, publicado en 2006 por la aguda reportera y periodista Margarita Basáñez.

 

Contaminación e impunidad

Por Margarita Basáñez

El Municipio de Villa de la Paz, dentro de la zona semidesértica, al norte del estado potosino, es minero y refleja una problemática nacional, pues los representantes del Ejecutivo Nacional priorizan cualquier tipo de inversión y actividad económica por encima del detrimento del medio ambiente.

 

El problema está documentado en un expediente que inicia en 1991, donde el actual Secretario de Salud de esta entidad, Fernando Toranzo, dice que “no hay datos científicos” para afirmar que las dermatosis, sinusitis y daños neurológicos de  niños de Villa de la Paz sean por las emanaciones de la empresa de José Cerrillo Chowell. Sin embargo, dice que “la contaminación es natural”, simplemente porque “esa misma circunstancia existe en todo el territorio mexicano con vocación de minería, -Chihuahua, Coahuila, etc.-, donde los metales pesados están de manera natural en el medio ambiente y sus efectos dañinos sobre la salud de sus pobladores es inherente a ello, independientemente de que se exploten o no”.

 

El expediente de la Subcomisión de Ecología, creada desde el 14 de octubre de 2004, y que presidió el diputado perredista Omar Ortega Álvarez, obra en poder de la Cámara de Diputados y una copia fue turnada a la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (PROFEPA), en su calidad de “autoridad competente”.

 

A través del diputado del primer distrito, Alfonso Nava Díaz, buzos tuvo acceso a estudios de [diversas] Universidades, publicados y avalados por instituciones públicas donde se revela que los niños de Villa de la Paz presentan niveles de arsénico y plomo hasta 10 veces más de lo tolerable en su corriente sanguínea.

 

Atraso tecnológico de 142 años

Con eso, la Cámara de Diputados concluye que los niños presentan riesgo de daño neurológico, por el efecto del zinc que perjudica el tejido nervioso. Cabe señalar que las instalaciones de la planta beneficiadora, cuyo nombre oficial es

Minera Santa María de la Paz y Anexas, S.A.,

tuvo [sic] su origen en 1864 y, si bien su capacidad ha ido aumentando con el transcurso de los años, su proceso está basado en [sic] los principios de [que regían en la época de] su origen. Esto es, tienen la misma tecnología desde hace 142 años.

 

Esto se asienta en una declaración del señor José Cerrillo Chowell, dueño de la empresa, el 28 de septiembre de 1998, al diario El Sol de San Luis, en la cual reconoce la generación de “ligeras” nubes de polvo en la fase de trituración y vibraciones de tal intensidad que es “posible” afecten las viviendas de los vecinos.

 

Benefactor y envenenador

Desde 1931, esta planta ha trabajado con el sistema de [proceso de concentración del mineral por] cianuración, en el cual se recupera la plata por medio de cianuro [de potasio] en tanques de asentamiento. Los residuos o “jales” son colocados en presas de almacenamiento conocidas como “lameros”, y se han ido acumulando hasta formar una montaña al aire libre [La Gran Pirámide de la Paz, como la he bautizado].

Las familias de mineros de la colonia Real de Minas habitan a unos pasos de los Lameros, en la calle Cobriza.

Lucy Robles Contreras muestra al fotógrafo de buzos  las manchas blancas que su hijo Moisés, de siete años, presenta en su cuerpo. La mujer dijo que hace seis meses el sector salud prometió ir a recoger las muestras de laboratorio que les tomaron a los niños, tanto de sangre como de orina, para hacer nuevos estudios, sin embargo, la brigada médica nunca regresó.

 

La señora Virginia Coronado Loredo, vecina de esa misma calle, muestra preocupada a su hija de ocho años, quien sufre de cefaleas constantes y también le sangra la nariz. Las esposas de los mineros padecen náuseas y vómitos, y comentaron que sus viviendas se las construyó en ese lugar el magnate José Cerrillo Chowell y no tienen otro lugar a donde emigrar.

 

Denunciaron, también, que el alcalde panista Enrique Rodríguez Mireles ha decidido ocupar una calle cercana a esa colonia para hacer un basurero municipal.

 

En estas laderas de inmundicia se han establecido asentamientos como los de las colonias Real de Minas y Real del Monte, donde habitan los trabajadores de Cerrillo Chowell, benefactor de políticos y universidades.

En época de lluvias, el material llega por escurrimientos superficiales hasta un arroyo que se filtra al subsuelo a través de las fracturas geológicas que abundan en la zona a causa de las detonaciones con dinamita adentro de la mina.

 

Mejor pagan multas

Cuando no llueve, el sedimento seco del arroyo y el material del depósito se mezclan y va a dar hasta zonas agrícolas y habitacionales. Estudios del Departamento de Toxicología Ambiental de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí establecen los altos niveles de arsénico y plomo, cuya presencia tiene un valor referencial de 250mg/kg, que es el valor guía en las zonas recreativas para niños.

 

A nivel  local, la minera de Villa de la Paz tiene infinidad de denuncias ante las autoridades; de ellas se desprendieron resoluciones de la PROFEPA, como la de agosto de 1998, cuando giró “instrucciones” para que la minera dejara de contaminar en este municipio.

 

Al año siguiente,  aplicó una multa por 3,000 días de salario mínimo, vigente en el DF, junto con nuevas instrucciones para que la minera Santa María de la Paz implementara “medidas técnicas a fin de corregir la problemática ambiental” y la cual sigue sin cumplirse.

 

Opinión institucional

Al respecto, el secretario de Gestión Ambiental, Rodolfo Treviño Sánchez, justificó su actuar y se limitó a decir que la PROFEPA “es el área encargada de vigilar el cumplimiento de la legislación, reglamentación y normatividad ambientales,  aplicables a establecimientos industriales, de servicio y comerciales, en las materias de competencia federal como son atmósfera, residuos peligrosos, industriales, biológico infecciosos y prestadores de servicio”.

 

“Contribuye –la PROFEPA  a la restauración del entorno mediante la inspección de las fuentes contaminantes, la identificación de infracciones, la notificación de sanciones, el ordenamiento de las medidas correctivas con sus plazos de cumplimiento y la verificación de su acatamiento”.

 

Por todo esto, concluye que “es la PROFEPA  quien tiene competencia directa en lo que se refiere al área minera y sus impactos al medio ambiente pero nosotros nos mantenemos alertas”.

 

Fin del artículo.

Continuará con Parte II

Semana Santa en Matehuala: El juego del Piloncillo.

Estándar

EL JUEGO DEL PILONCILLO                                              

¡Juega el pollo Arturo!

 

Así titulé la respuesta que le dí en cierta págian de internet a mi amigo Arturo, donde, a petición suya me referí a una de las tradiciones matehualenses que nada costaría volver a poner en práctica, como una diversión que puede mantenerse sana y como una manera económica de hacernos volver a una época, que no estaría mal poner en boga. Solo es cuestión de iniciativa, cerebro y un poco de dinero (Y dinero llama a dinero). 

Pues bien, transcribo, actualizado, el texto de la respuesta, desde sus párrafos iniciales, para que vean si les gusta el tono y el ánimo festivo con el que me comunico con mi amigo, mismos que desearía que fueran los que privaran en los comentarios que gustaran enviar a este blog (o sea, bitácora o diario) quien así guste.

Ya era hora, mi chámpion. Hay que hacer que este sitio se active más. Sabrá Dios desde donde me estarás wachando cibernauta, pero ¡Ahí te va!

Durante La Semana Santa, Matehuala se convertía en "El Centro de La Galaxia y Futuro Puerto de Mar".

A propo:

¿Sabe quién inventó esa frase dedicada a nuestra amada tierra?

A ver, contesten:

….5 segundos más con mucho gusto…

…lleva dos…

OK Encuentre la respuesta abajo.

 

 


Bueno, les decía, La Semana Santa en Matehuala era y es uno de los eventos tradicionales desde que Matehuala era solo un pueblecito colonial. En el siglo XIX, cuando crece y se transforma en una rica ciudad, y hasta la fecha, La Semana Santa ha sido motivo suficiente para reunir en Matehuala a tantos familiares desperdigados por el mundo, que venían…(¿Vendrán todavía hoy a ésto?) a rendir tributo al Señor de Matehuala, a ese Cristo que yace en esa Urna vestida de morado, que nos conmueve tanto en razón de nuestro fervor o de nuestra particular necesidad de un milagro… Bueno, ¡pero me salgo del tema…!


Pues bien, en el Parque de Don Vicente Guerrero, mejor conocido como El Pueblo, por la Calle Bocanegra, que le llega por su costado sur, en la manzana calle abajo del parque, frente a una propiedad que años después se convirtiría en la Escuela Club de Leones No. 1, se apostaba Don Juan (Barajas, Zapata, Cossío, Martínez, o quien sabe que apellido) con su original juego (luego hubo más competidores). Años después, cuando las instalaciones de esa feria aumentaron, se desplazó a este convite más abajo, hasta el cruce con la calle de Aramberri. Luego se instalaron en esta última, abarcando hacia el sur hasta el cruce con la Calle de Francisco y Madero, pasando al frente y los costados del Panteón Hidalgo. Eran las orillas de Matehuala.

 

Se jugaba de varias maneras, las más comunes:

a) Con un solo piloncillo, para lanzarle una piedra y atinarle Y TUMBARLO, desde una distancia de 20 pasos (creo) en una sola oportunidad.

b) Con un arreglo vertical en triángulo de 3 piloncillos, para tumbarlos con tres oportunidades. Si se lograba al primer tiro, el pago era mayor, aunque en especie (llegó a ser algunas veces en dinero, luego en un cartón de cerveza-cuando nos llegó la chevelización Moctezuma-).  

En cualquier caso, el premio original era en piloncillos, luego en chelas ("caguamas", cuando salieron a la venta).

Lamentablemente, ya no he visto que se practique en ese estilo. Pero pnchs japoneses, se lo volaron y lo convirtieron en un juego de Atari (¡No me digas que no sabías eso del Atari…!…Bueno, ya somos dos).

¿Me faltó algo?¿La regué en algún detalle? Perdón, pero me anda fallando mi sesera alcoholera.

Pero no la ch..infles paisano, me falta mucho para tener 60 años. Pero si quiero llegar a festejarlos (dentro de unos quince días, juar juar, juar….)

¡No cheto, no cheto, es pura broma!

La neta, mi acervo (vocablo proveniente creo del chichimeca-español cerveza, bueno eso me dijeron en el bar La Oficina) es el resultado de no fallar a las botanas de Don Rafa, allá por Bustamante) ¡Eso es agricultura, paisa!

Para lo demás, American Express

RESPUESTA A LA PREGUNTA PLANTEADA POR ESTE MONO
(perdón POR ESTE RORRO):

 

 

El inventor de la frase

 

"MATEHUALA, tierra de Dios y María Santísima, Centro de la Galaxia , futuro Puerto de Mar y Próxima Estación Extraterrestre ( o Interestelar").

 

fué el distinguido y pintoresco personaje que adoptó a Matehuala (y no a la inversa): Don Roberto Yrizar (QEPD).

Next mensaje, plis.
Bye.

LA RETADORA: ¿Qué me cuentan de los eventos del 4 de octubre, tanto en Matehuala, como en La Paz (La Boca), Cedral Tejas, Real de Catorce y anexas?