Bailemos este Son por… ¡MATEHUALA! (1a. y 2a. partes)

Estándar

Bailemos este son ¡Por Matehuala!

Camelias de Matehuala para el mundo. 

 

1ª. Parte                                            Por el Azote de los Magueyes

 

 

Hagamos un viaje en el espacio-tiempo y revivamos un evento de relevancia mundial para el deporte, que fue también una ocasión memorable y honrosa para Matehuala. ¿Les sorprende esta noticia, mis amables lectores y lectoras? ¡Pues descubrámosla juntos! ¡Somos invitados de honor! 

 

¿Qué a donde los estoy llevando? Pues nada menos que a uno de los más entrañables estadios norteamericanos: The Soldier’s Field (El del Campo del Soldado) en el centro de Chicago, Illinois, USA. Una pareja misteriosa, de quien ya sabremos, nos han obsequiado —a ustedes y a mí— una invitación especial para presenciar desde un lugar privilegiado, el “Mega-show” que está comenzando precisamente ahora, pues acaba de terminar la parte protocolaria (banderas, himnos, etc.). Si, hoy es 17 de junio de 1994 y estamos asistiendo a la gran Ceremonia de Inauguración de la XV Copa Mundial de Fútbol Soccer USA1994. Chicago, —La Ciudad de los Vientos— es hoy la Sede Inaugural. Bueno, y a todo esto, ¿qué tiene que ver esta fiesta con La Ciudad de las Camelias? Pues entremos al estadio y lo sabrás.

 

Una fanfarria de trompetas de trompa larga anuncia el arranque del desfile de las delegaciones finalistas. Cada una de ellas va a ser presentada y adornada con la música, danza y atuendos tradicionales que caracterizan a su nación.

 

Argentina encabeza la parada deportiva y al instante surgen en el escenario un grupo de bailarines gauchos danzando su acrobático malambo, ¡que al instante anima a las tribunas! Momentos después, Bolivia, rival de Alemania en el juego inaugural que se realizará al final de esta jornada, sería el pretexto para el lucimiento de sus caporales “Los Kiarkas”, bailando una sensual saya (baile típico boliviano), creciendo más aún los aplausos y el griterío del contingente de sus paisanos, entre ellos el propio presidente de la república además de un numeroso grupo de sudamericanos, hermanados hoy con el país andino. Algo similar ocurre cuando se presenta Alemania en el campo: sus danzas bávaras cosechan aplausos, mas fríos que los que regalan los latinos del grueso contingente germano que allí se dio cita. Y Por fin llegó turno a la delegación mexicana. Y Matehuala, ¿qué onda? Muy bien. Veamos de qué se trata.

 

Aunque casi todos los países estaban en disposición de aportar alguna muestra artística o cultural que mostrar durante los Festejos de la Copa de USA1994, no todos estaban capacitados para poder participar en un evento televisado y programado a la décima de segundo por los organizadores, así que, con la anticipación debida, se realizaron audiciones para escoger a grupos experimentados y acostumbrados a ese ritmo de trabajo. De todo Estados Unidos, a veces de poblaciones y ciudades muy distantes de Chicago, una famosa empresa, la misma que organizó los espectáculos de Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992, escogió lo mejor para el fastuoso repertorio del Festiva de Inauguración de la Copa USA 1994. Grecia, por ejemplo, fue representada por  un grupo artístico de música y danza folklóricas griegas residente en la cercana ciudad (a Chicago) de Glenview, Illinois: el Orpheus Hellenic Folklore Society. Para poder llegar a aparecer en el festival debieron ensayar durante 10 días en sesiones de 8 horas netas. Así también fueron escogidos otros grupos folklóricos para otros países, desde lugares distantes en California, Colorado, Utha y Texas. Cada grupo intervino en dos ocasiones en el evento inaugural, durante la parada de presentación de delegaciones y durante los intermedios entre las presentaciones de los grupos artísticos que aportó USA como muestra de su cultura, como serían Diana Ross (quien lanzaría el tiro a gol simbólico inaugural, y lo falló por cierto), Jon Secada, Richard Marx, Daryl Hall, Oprah Winfrey, etc.

 

Pues bien, le toca a México, representado en este histórico evento por un grupo escogido, como solo muy pocos lo han sido —sin audición previa— prueba de su enorme reconocimiento y prestigio. Se trata de compañía de allí mismo, de esta Ciudad Sede Inaugural de la Copa Mundial de Fútbol FIFA 1994: es La Compañía de Danza Folklórica Mexicana de Chicago, encabezado por su pareja de bailarines que son a la vez sus fundadores, directores y maestros eméritos. Él, de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Ella, de Matehuala, S.L.P., precisamente del afamado rumbo charro de la calle de Mariano Matamoros de la Ciudad de las Camelias. José Luís y Matiana ¿Los conoces?

 

Pero volvamos al escenario del Campo del Soldado: se anuncia ya la entrada a la pista del Parque la delegación de México y su equipo —La Selección Mexicana de Fútbol 1994. Surge entonces nuestro emblema nacional y una edecán con el nombre “México” en una pancarta: en forma simultánea aparecen tres contingentes: el ya esperado con ansiedad, nuestros deportistas, un numeroso grupo de parejas de bailarines vestidos de charros y adelitas y …un estentóreo mariachi descerraja los primeros acordes del “Son de la Negra”… Y entonces ocurre algo inusitado: ¡Se enciende el Campo del Soldado! Solamente ustedes y yo, quienes podemos estar aquí en este momento de la historia del deporte podemos sentir lo que son 65 mil gargantas gritando en un campo extranjero:

“¡VIVA XICO!”

y ver ese mágico despliegue de flores y pájaros que representa el son jalisciense en el escenario… ¡Viva México! ¡Arriba Jalisco!

 

…Y Creo que ahora nosotros podríamos aclamarles desde esta fantástica platea a donde los he invitado:

 

¡VIVA TAMAULIPAS!

¡ARRIBA, MI  MATEHUALA!

¡VIVAN JOSÉ LUIS Y MATIANA!

 

2ª. Parte                                                               Por el Azote de los Magueyes

¡Increíble! Algo inusitado sucedió espontáneamente en la Fiesta Inaugural de la Copa FIFA USA1994 aquel 17 de junio de 1994 en Chicago, Ills. ¡La música del mariachi y las parejas de bailarines interpretando “El Son de la Negra” encendieron la euforia de más de 65 almas en el Campo del Soldado y de millones de telespectadores a través del mundo! La presencia de dignatarios de muchas partes del mundo, desde el propio presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton hasta la del Presidente de Bolivia Gonzalo Sánchez De Lozada, todos dieron a la ceremonia una atmósfera de armonía universal. Pero con la participación y entrega de artistas de diversos géneros y disciplinas, desde cantantes y orquestas hasta malabaristas y decoradores, se dibujó la cara deportiva, pero también juvenil, artística y cultural que identifican a la industriosa Chicago, Illinois, USA —la “Segunda Ciudad” (Springfield, la ciudad capital, menos del doble de poblada que el municipio de Matehuala, es la “primera ciudad”). Excepto por el incomparable recibimiento que los anfitriones estadounidenses hicieron al contingente de su propia casa, no hubo otra presencia más aclamada ese día en aquel estadio lleno hasta el tope, que la del contingente futbolístico mexicano y su Selección de Fútbol. Con el engalanamiento de lujo de “La Compañía de Danza Folklórica Mexicana de Chicago” ¡No era para menos! Con ello quedó además, bien plasmado, el sello de una matehualense, Matiana Medrano y el de su esposo, José Luís Ovalle, directores de esa excelsa compañía de ballet folklórico. Veamos que se publica de ellos en la prensa y en la red.

 

Matiana Medrano Jiménez nació en Matehuala, San Luís Potosí, México, el 14 de mayo de 1960. A los 10 años de edad fue con su familia a vivir a Chicago. Muy pronto regresaría a nuestro país para completar sus estudios básicos. Viajó semanalmente de Matehuala a la capital del Estado para estudiar danza con los Maestros Manuel Hernández y José (Pepe) Fuentes en la Escuela de Danza del Instituto de Bellas Artes en San Luís Potosí.

 

En 1979, ya con sus esplendorosos 19 años, Matie volvió a Chicago para dar clases al grupo juvenil del “Ballet Folklórico de San Román” y posteriormente se integró al “Ballet Folklórico Alma de México”, donde a la sazón daba clases José Luís Ovalle, quien en el futuro se convertiría en su flamante marido.

 

Matie ha llevado a cabo numerosos talleres de danza en México y los Estados Unidos, lo que le ha permitido incrementar cada vez más su acervo y la extensión de su repertorio.

 

En 1982, Matie, junto con José Luís Ovalle y un grupo de bailarines que salieron simultáneamente del “Ballet Folklórico Alma de México”, formaron un grupo de danza que luego se convertiría en The Mexican Folkloric Dance Company of Chicago” (La Compañía de Danza Folklórica Mexicana de Chicago). Dentro de ella, y a partir de 1987, Matie dirigió el segundo grupo de la compañía. En 1993 recibió orgullosa el “Premio Viva Latina” concedido por el Departamento de Asuntos Culturales de Chicago.

 

Con reconocimientos tan prestigiosos en su haber nos queda bien claro como fue que su Compañía de Danza fue seleccionada para el Magno Evento Inaugural de la Copa FIFA USA 1994, sin ninguna clase de demostración previa.

 

José Luís Ovalle González es de Nuevo Laredo, Tamps. Méx., donde nació el 23 de septiembre de 1959, se fue a vivir a la ciudad de Chicago en 1973. Estudió en la Escuela Secundaria Harrison, donde, con apenas 14 años de edad, tomó sus primeras clases de danza como parte de un programa extracurricular con la maestra Balbina Solano, una experimentada bailarina de danza folklórica del legendario Ballet Folklórico “Azteca”, dirigido por el ya finado Federico Rodríguez.

  José Luís recibió su educación artística formal en la Universidad Juárez del Estado de Durango (UJED), bajo la dirección del maestro Santo Salas Mata. José fue premiado con una beca en 1976 y otra al siguiente año para estudiar en la Escuela de Danza Folklórica del Instituto Nacional de Bellas Artes, en la Ciudad de México. Con el apoyo de otros donativos y becas, José Luís pudo tomar clases con Rafael Zamarrita, Miguel Vélez y Daniel Andrade así como también en la Escuela Superior de Danza en la Ciudad de Chihuahua, Méx. Por último, ya en Chicago, José Luís tomó clases de ballet clásico con el Boitsov Classical Ballet, de danza española con el “Ensemble Español de Dame Libby Komaiko” con sus prestigiados instructores huéspedes. Por fin, en 1978, José Luís Ovalle comenzó a enseñar danza en el Ballet Folklórico de el Centro Cultural Mexicano de Chicago. Con esta materia prima y el empeño humano de estas personas se comenzó una interesante aventura que ya relataremos.  (Continuará) 

Anuncios

Un comentario »

  1. Hi,Do you have used lcd screens, lcd monitor used, surplus lcds and scrap LCDs? Please go here:www.sstar-hk.com(Southern Stars).We are constantly buying re-usable LCD panels.The re-usable panels go through strictly designed process of categorizing, checking, testing, repairing and refurbishing before they are re-used to make remanufactured LCD displays and TV sets.Due to our recent breakthrough in testing and repairing technology of LCD, we can improve the value for your LCD panels.
    Contact Us
    E-mail:sstar@netvigator.com
    website:www.sstar-hk.com[dbaagifhai

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s