Cuando Veas las Barbas del Vecino Cortar, pon las de Victor Mendoza a Remojar.

Estándar

Cuando veas la barba de tu vecino cortar, pon la de Don Víctor Mendoza a remojar.

                                                                                 

Por El Azote de los Magueyes

 

Tal y como se esperaba y de acuerdo con todos los sondeos de opinión realizados previamente al día de las elecciones, el Partido Acción Nacional no las tenía todas consigo en las elecciones de Yucatán. Ello es también la conclusión de los observadores presentes allá por el partido blanquiazul así como los de su acérrimo contrincante, el PRI, quien pa’ pronto lanzó de emergencia a sus “camisas rojas” a convencer a cualquier costo a los votantes indecisos, estimados en cerca de 100 mil, poco menos del 10% del padrón electoral. Con ello se alejarían de un resultado “tablas” que estaban pronosticando las encuestas y podrían aspirar a que cuando menos el 50% de esos “indecisos” les diera entre un 3 a 4 %  de superioridad en los resultados de la votación para gobernador.

 

Así que desde temprana hora de ayer 20 de mayo de 2007, las huestes azules y rojas se mantuvieron activas durante el domingo electoral. Cual parvadas de pájaro-carpinteros, unos mostrando su pecho rojo y los otros sus alas de plumaje azul, picotearon durante todo el domingo electoral al árbol del sufragio ciudadano, para cazar a cualquier clase de insectos, larvas y viejos gusanillos, —la plaga de votantes indecisos escondidos en su corteza, llevarlos en el buche y hacerlos votar por su candidatos. Todo parece indicar que les funcionó la estrategia.

 

Votó el 70% del padrón electoral de Yucatán, que serían alrededor de 850 mil yucatecas y yucatecos. Eligieron a un gobernador y mayoría de diputados priístas y tal vez una ligera mayoría en las presidencias municipales.

Gana la gubernatura Ivonne Ortega, una joven priísta de 34 años de edad. Pierde estrepitosamente el candidato del Presidente, el veterano panista Xavier Abreu. Se quedaron con cantidades marginales de votos, la ex-panista —emulación de el Gran Houdini, Ana Rosa Payán, el comediante Héctor Herrera, perredista por error y el ingenuo Jorge Lizcano, candidato de un partido-bisagra, Alternativa Socialdemócrata.

Al parecer, los partidos de izquierdistas no supieron evaluar como está dispersa la población ciudadana, ni acertaron en establecer una plataforma política que interesara a la población rural flotante, que ya no mira hacia el campo estéril si no hacia las empresas turísticas, fábricas y maquiladoras.

Por su parte, el partido todavía gobernante, no pudo mantener sus votantes “duros”, esos incondicionales que votan siempre por sus siglas -sean quien sean los candidatos escogidos- ante el comportamiento tendencioso de sus dirigentes locales y nacionales, quienes se quedaron sin un candidato conocido, surgido de sus huestes y sin alguna brújula orientadora. Entonces fueron fácil presa del embeleso del proyecto político del contrincante.

De acuerdo con el sociólogo Luciano Pascoe (*): “…Da la sensación de que es un mensaje para los partidos políticos y para toda la infraestructura que los rodea, empezando por las casas encuestadoras….y que demuestra un sentido reclamo hacia la conducta y actitud de ambas candidaturas. Es una calificación reprobatoria a una clase política que emplea el dinero para consolidar votos, que abusa de las campañas negras para desprestigiar al adversario, que inunda de plástico las calles y carreteras de ese estado; es una señal inequívoca de fastidio con lo que hoy son los procesos electorales: guerras mediáticas con escaso contenido y nula responsabilidad.”

Es un aviso a tiempo para los tercos dirigentes de los partidos que en Matehuala se han disputado el poder por generaciones…

 

Si bien en buena lid ya le ha ganado

en ocasiones varias el gallo giro al colorado,

no vaya a ser que por poner más atención

en las apuestas que’n la querencia del gallo,

se nos aparezca un gallero bien “mayo”,

de rojo-amarillo malvestido y sin educación

con un gallo güero, garzomiento y desplumado,

pero que aprovechará el descuido, el “muy mondao’.

 

Para más referencia, pregúntenle

al primer presidente municipal

de mentalidad perredista

¡VOTADO POR PANISTAS!

¡Don Víctor Mendoza!

¿Lo Chávez o no lo Chávez aún?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s