EL FILÓSOFO DE GÜEMEZ, 3a. Parte

Estándar

EL FILÓSOFO

DE GÜEMEZ

Tercera Parte.

Gracias por la colaboración original de:

<munecota69@hotmail.com>

 

  "…Ora hasta mis palabras algún güey ya las las convirtió en libro. Eso me pasa por emprestarles el "water" a ciertos méndigos amigos…"

El Ausente, filósofo del Real de Catorce.

 

Todo tiempo pasado fue anterior.

 

Tener la conciencia limpia distingue claramente a las gentes que saben hacerse bien pen… ¡dejas dicho ‘onde! ¿eh?

 

Aquél que nace pobre y feo; seguro seguirá siendo feo, el pobre aquel.

 

Los honestos somos raros. Por eso, no me veas ancina.

 

Si sientes gran peso encima:

Si lo sientes por arriba: quizá sea por cabezón.

Si lo sientes más abajo, tal vez sea por k…brón.

Pero si lo sientes por la espalda,

seguro que eres p…tón.

 

Lo importante no es ganar, sino que no pierda.

 

En la olla de la vida; si no eres parte del café, eres de los asientitos.

 

Con los borrachos no hay pierde: Si no están de parte del vino, lo estarán de la botella.

 

Errar es humano, como herrar pa’ los caballos.

 

En este santo mundo, te equivocas en una letra …y puedes hasta llegar a ser difunto.

 

Una triste letra te cambia todo; nomás fíjate:

Errar es de humanos; pero escribirlo con “H”, es de burros. No obstante, si aclaras que la “H” es muda, entonces eres culto.

 

Los que nacieron tamales ayer, me los despaché anoche… y hoy ya los saqué al campo.

 

El dinero no hace la felicidad… ¡Te lo dice un infeliz!

  

Una vieja me arrastró a la bebida…

pero una joven me rescató.

Más, ¡Qué tramposa es la vida…!

‘Ora que no tengo el vicio,

tengo que cumplir

puntual y sagradamente

con un nuevo servicio

¡Que está cañón!:

traer siempre listo

y cargado plenamente

¡su biberón!

 

Huye de las tentaciones del espacio pues sin nó, te casarás con la más gordita.

 

Ningún tonto se queja de serlo. ‘Tonces: ¿Por qué tan callao ‘tás?

 

Si te lo dijo un pajarito que anda con dos patas:

…solo que sea un perico fenómeno el condenao

o bien se trate de un pinche pájaro patófilo degenerado,

porque hasta ‘onde se, los otros pájaros, ¡no hablan ni madr..s!

 

Lo triste no es ir a dar al cementerio, sino que lo dejan a uno allí tirado… y solo.

 

Las viejas y las puertas tienen algo en común: ambas al cerrar te pueden machucar un dedo. La diferencias son sencillamente:

quién cruje,

quién gime

y quién llora por su dedo.

 

(Si no le agarraste,

¡siéntate y léelo otra vez!

Pero si le agarraste, entonces…

¡Nó le hagas llorar en vano!)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s