UN EXTANQUE QUE FUE UN ESTANQUE…Ahora convertido simplemente en un méndigo barrilote

Estándar

El Estanque Nuevo
Ubicación en Tabla de Rumbos de Matehuala: No. 260 (*)

Según lo que me han comentado gentes que descienden de paisanos que se fueron desde hace 4 generaciones de Matehuala, ese lugar, en ese entonces -finales del siglo XIX- por las orilla sur de la ciudad (ésta llegaba mas o menos hasta la calle de Nicolás Bravo.

La Placita de La Leña era “la orilla de la ciudad” y concurrir a ella era como ir a la actual Central Camionera a hacer las compras.

Entonces, lo que en un principio fue un aljibe para abrevar a las mulas y burros de los carromatos que traían su vendimia a la ciudad, tuvo que convertirse en la fuente de abastecimiento de agua de la población. Se hizo un canal para los animales -no me precisaron por donde salía o si venía de otro lugar- y El Estanque se cercó.

El Estanque, captaba el agua que descendía por arroyos (todavía se pueden ver y seguir, la mayoría) de La Boca, La Maroma, San Bartolo y El Sacramento.

Matehuala, que era una ciudad con perfil y cultura pro-europea (pues era una ciudad antigua y rica) empezó a crecer y crecer durante el período porfiriano.

 

Para poder abastecer una población (nativa y flotante) cada vez mayor, tuvo que aumentar la capacidad de almacenamiento del aljibe y represa originales y construyó un bordo de contención que le permitió recibir el agua que descendía de diversos arroyos: Unos por el oriente, por lo que ahora son las calles de Régules, Bravo y Terán. Otro por el sureste, que descendía por un lado del camino a El Sacramento que iba a dar al costado sur del estanque. Además, otros que entonces llamaban ‘desvíos’, (canales que al final se juntaban con los anteriores) que bajaba desde La Boca o Laureles, pasaba por las huertas y haciendas e iba a dar al fin, allá. (Nota: Cuando surgieron las instalaciones mineras de Killdum, la cosa cambio, pues el agua procedente de la Boca ya no llegó hasta Matehuala)

Todos los arroyos todavía existen, aunque se los está ‘tragando’ la ciudad.

Pues bien, vino la Revolución y Matehuala se convirtió en la parada preferida de todas las gavillas y ejércitos, para robar, violar y matar a quien se les pegara la gana. Las fuerzas federales emplearon el bordo de La Estanque como parapeto de su artillería, Ya te has de imaginar como dejaron todo aquello. Pasada esta guerra, ganada por hacendados y banqueros, que es la pura realidad, Matehuala empezó a florecer, pues volvieron a ver la luz LAS RELACIONES (estos son arcones, cofres o bolsones con monedas de plata y oro, joyas y títulos de propiedad) escondidas por los ricos que huyeron a -luego regresaron de- los Estados Unidos, Francia o España). Hubo otros que jamás volvieron (La Guerra en Europa los acabó de fregar) y dejaron escondidos sus tesoros, que según rumores que corrían de vez en cuando, eran buscados o encontrados por casualidad cuando derrumbaban algunas construcciones (bueno esto último me suena más a leyenda). Esta es probablemente la causa de la desaparición de tantas casonas que resistieron el paso del tiempo…pero no de los codiciosos inquilinos o nuevos propietarios.

El Estanque, destruído en tiempos revolucionarios, fue reconstruído de inmediato, en tiempos revolucionarios, pues era elemental para revivir a nuestra antigua ciudad. Aquí me enfrento a dos versiones del final, donde se define que es el `Estanque Nuevo’:

El primero: Me dicen que El Estanque Nuevo es la obra de reconstrucción del antiguo y original estanque. Este correspondería al actual mamotreto de estadio, dicho sea sin querer ofender a mis paisanitos que concurren a esa cantina gigante a jugar, nadamás a jugar ¿Verdá’?

El segundo: Me dicen que El Estanque original se reconstruyó y siguió siendo identificado con dicho nombre. Pero, por los años 20’s o algo así del siglo XX, se contruyó UN TANQUE, una instalación nueva hecha con ingeniería y toda la cosa. Estaba pa’rriba de la Estanque y la gente lo distinguía al principio como ‘El tanque nuevo’ que luego se convirtió al nombre de ESTANQUE NUEVO. Ese tanque, hecho de mortero (concreto), amurallado, con su portón al norte y con instalaciones para asentamiento y tratamiento químico en su lado sur (como para no creerse, ¿eh?) quedó convertido en escuela –subterránea- tras de años y años de abandono gubernamental (de Don Porfirio, según todavía lo inculpan, aunque ya tiene mucho que se murió…). Se nos juntó todo: el cierre de la Fundición, la Guerra Cristera, las sequías…

Bueno, allí le paramos, no se nos vaya a molestar algún Nicuco (o Nenuco) que ande tras el hueso.

 
(*) El número clave asignado corresponde a una lista de ubicaciones de un mapa de Matehuala con el trazo que la ciudad tenía en los años 60’s, dividido en cuadrantes y que será publicado cuando lo tenga listo. Sin embargo, no es absolutamente necesario para entender los relatos.
 

Nota: Este comentario, como muchos otros que aparecerán aquí con esta nota al pie, son actualizaciones de los creados y publicados por su servidor, bajo el pseudónimo de El Ausente, en una página llamada matehuala.com, en la cual su autor dejó de participar, para no respaldar la sospechosa tendencia de sus administradores a denostar contra autoridades e instituciones, sin un objetivo definido, en diversas notas pretendidamente periodísticas que aparecían entonces (y acaso ahora todavía) en su portada.

Anuncios

»

    • Lo haré con mucho gusto, Roberto. Las publicaré aquí o en Facebook. Por lo pronto, con mi nombre, eduardo manuel delacruz maldonado, podrás localizarme en Facebook. El apellido delacruz va así, ‘pegado’. Allí publico imágenes y otros relatos. Espero te interesen y agraden. Te mando entre tanto un abrazo y un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s